Ventriloquia, Performatividad y Comunicación o cómo hacemos hablar(a) las cosas

Escrito por  //  29 marzo, 2012  //  Edición 83, Informes de investigación  //  Sin comentarios

Ventriloquism, performativity and communication.

François Cooren
Canadá
Université de Montréal

Recibido: 02 de octubre de 2011
Aprobado: 05 de diciembre de 2011

Traducción :
Carmen Rico de Sotelo
Canadá
Université de Québec à Montréal

Desde hace unos quince años, numerosos investigadores en América del Norte se han inspirado en la teoría del actor-red para comprender diversos fenómenos vinculados al campo de la comunicación organizacional (Taylor & Van Every, 2000; Cooren, Taylor & Van Every, 2006; Brummans, Chaput & Cooren, 2006; Robichaud, Guroux & Taylor, 2004; Benoit-Barné & Cooren, 2008). Bajo la influencia de los trabajos innovadores de James R. Taylor (Taylor, 1993; Taylor & Van Every, 2000, 2010) se confirmó que este abordaje permitía otorgar sus cartas de nobleza al acontecimiento comunicacional, pues propone, siguiendo con ello los trabajos de Gabriel Tarde (1895/1999), partir de lo pequeño para comprender lo grande (Latour, 2002). Mientras la comunicación organizacional estuvo presa de los viejos esquemas sociológicos de la estructura y de la acción, le era imposible expresar, efectivamente, un punto de vista innovador sobre la cuestión del modo de ser de las organizaciones y de los procesos organizantes. Con la teoría del actor red, se le hizo plausible comenzar a abordar estas cuestiones desde un punto de vista constitutivo y performativo simultáneamente, es decir, desde un punto de vista que destacara la dimensión organizante de la comunicación (Cooren, 2000; Putnam y Nicotera, 2008).

En este artículo mostraré, inicialmente, en qué medida la teoría del actor-red nos permite desarrollar tal punto de vista, recordando, en particular, cómo ésta hace suyo el postulado etnometodológico de la endogeneidad en el orden social (Heritage, 1984; Schegloff, 1997; Cooren, 2009), al extender ese postulado a agentes llamados “no-humanos”, los que contribuyen, a su manera, a los procesos de ordenamiento. En segundo lugar, extraeré las consecuencias interaccionales de tal descentramiento, introduciendo la noción de ventriloquía, concebida metafóricamente como el proceso por el cual los interlocutores animan o hacen hablar a los seres (que propongo llamar figuras, con el nombre que los ventrílocuos utilizan para hablar de las marionetas que ellos manipulan), que se supone tienen que animar a esos mismos interlocutores en situación de interacción.

1 La versión original de este artículo fue publicada en la revista Réseaux (vol. 5. N°. 163. pp. 33- 54) en 2010, bajo el siguiente título: Ventriloquie, performativité et Communications. Ou comment fait-on parler les choses. Artículo original disponible en la siguiente dirección: http://www.cairn.info/revue-reseaux-2010-5-page-33.htm.

Ver articulo completo AQUI.


Los comentarios están cerrados para esta entrada.