Editorial 82

Escrito por  //  26 enero, 2012  //  Edición 82, Editoriales  //  Sin comentarios

Esta edición digital de la revista Diálogos de la Comunicación está dedicada a comprender la información como derecho humano, en el marco de las reflexiones contemporáneas sobre los derechos de la comunicación que comienzan a suscitar la necesidad, en varios países de América Latina y el Caribe, no sólo de legislar al respecto, sino también de promover su ejercicio y de reconocer las prácticas comunicativas que desde la ciudadanía, con o sin la intervención de medios, se constituyen en espacios de democratización de la comunicación y de la sociedad.

Las interrogantes que nos guiaron como punto de partida: ¿el derecho a la información –o el derecho a saber, como lo llaman algunos- favorece la formación de una cultura de transparencia y buena gobernanza? ¿Cómo se lo ejerce cotidianamente? ¿Puede coadyuvar al ejercicio de una ciudadanía más participativa? En esta dirección, la edición plantea además un acercamiento al rol de los medios y los periodistas para facilitar una información de calidad sobre la base de procedimientos éticos y altamente profesionales.

Constatamos que desde 1998, cuando Israel se constituyó en uno de los primeros países que adoptó una ley sobre derecho a la información, pasos acelerados se han dado sobre la vigencia y la importancia de éste para la construcción de la democracia y de la ciudadanía. Hasta el año 1990, a nivel mundial sólo 13 países habían adoptado leyes para regular el derecho a la información. Ahora observamos más de 70 leyes en esta materia, y su consideración activa por unos 30 países más.

 Una especie de revolución se produjo en los últimos años en torno a la concepción de la comunicación y la información en el ámbito de los derechos humanos. En esta dirección, se identificó el acceso a la información (especialmente aquella que está en manos de las entidades públicas) como derecho humano fundamental. Por otro lado, una corte internacional lo reconoció como un aspecto del derecho general a la libertad de expresión. Las organizaciones intergubernamentales, e incluso los bancos multilaterales de desarrollo y otras instituciones financieras internacionales, no sólo se muestran de acuerdo, sino que adoptan políticas para promover su divulgación. No sólo en círculos académicos, sino en gremios periodísticos y entidades no gubernamentales, se comienza a relacionar comunicación con derechos humanos, en vez de reivindicar sólo las libertades (información, opinión, prensa) asociadas a este fenómeno social. Algunos países, como Bolivia y Ecuador, ya hablan en sus constituciones, aprobadas por mayoría en referendo, de los derechos de la comunicación y la información.

 Estos hechos nos llevaron a convocar públicamente a las personas interesadas -profesores, investigadores, especialistas, periodistas y trabajadores de los medios- para sistematizar y reflexionar, analizar y proponer al respecto, desde una perspectiva latinoamericana y con atención a un enfoque interdisciplinario. Ponemos a su consideración este aporte académico, para seguir avanzando en el reconocimiento y promoción del derecho humano a la información.

Ver nota completa AQUI.

Dejar un comentario

Debes estar logged in para publicar un comentario.